Termos Eléctricos

Los termos eléctricos son dispositivos que convierte la energía eléctrica en calor. Esa calor se pasa al agua que está almacenada en un depósito.

Aunque en su origen, eran sistemas poco eficientes, gracias a las programaciones y el uso de resistencias de menor consumo, esta variante ha cambiado en la actualidad.

Partes de los termos eléctricos

Termos Eléctricos
Componentes de un termo eléctrico Bauhaus

Los termos eléctricos lo forman un gran contenedor de agua, un termómetro, una entrada de agua fría y una salida de agua caliente. Esta sería a grandes rasgos lo que vemos en un termo eléctrico.

Lógicamente lo que vamos ver es que hay dentro de ese termo. Lo que no vemos.

El tanque

El tanque, es un tanque de acero con un recubrimiento vítreo, el cual le da una mayor dureza al tanque y lo protege e la corrosión, la cual es el mayor problema de cualquier acumulador de agua.

Entrada Agua Fría

La entrada de agua fría llega a un difusor el cual rompe la presión de ese agua fría, ya que lo que no se quiere es que ese agua llegue al nivel alto de agua enfriando ese agua que hay en la parte superior. El agua fría se queda en la parte baja, ya que el agua al calentarse, sube hacia arriba dejado el agua fría abajo.

Resistencia

En el centro del tanque nos encontramos con una o dos resistencias (como monta algunos Cointra por ejemplo) que es la encargada de calentar el agua. Esta resistencia puede estar en contacto directo con el agua o dentro de un pequeño tubo, lo que denominan resistencia blindada o envainadas. Es el elemento principal porque si la resistencia no funciona, el gua saldría igual de fría que entra.

Termostato

Además hay un termostato que es el que controla la temperatura que ya tiene el agua, siendo el responsable de cuando la resistencia actúa o no. Es un elemento importante, ya que si el termostato falla, pueden pasar dos causticas, que no detecte que es necesario activar la resistencia, o peor aun, que no pare de calentar.

Termómetro

Es termómetro es el lugar que tiene tiene el usuario para poder ver en el termo electrico la temperatura a la que está y donde puede establecer la temperatura a la que el termostato debe accionar la resistencia.

Ánodo de magnesio o de sacrificio

El ánodo de magnesio es una varilla que sirve para proteger el tanque contra la corrosión. El magnesio al un metal más blando que el acero, la corrosión siempre atacará antes al magnesio que al propio acero del tanque. Por este motivo es llamado ánodo de sacrificio.

Es un elemento común de desgaste y mantenimiento, por lo que debe ser cambiado una vez al año para garantizar la durabilidad del tanque. La garantía de los fabricantes, está supeditada a que esta pieza haya sido cambiada de forma regular marcando las pautas que que propio fabricante fija.

Salida aguacaliente

Al igual que la entrada de agua fía, la salida de agua caliente es un tubo que sale desde el interior del tanque. Al revés de lo que decíamos del agua fría, el cual se quedaba justo a la entrada del tanque, la salida del agua fría es justo al revés. La salida parte desde la parte más alta del tanque.

Como hemos hablado antes, el agua fría se queda abajo y la caliente sube, por eso esta salida de agua lo hace desde la parte superior.

Recubrimiento del tanque

Si el tanque estuviese al descubierto, igual que coge temperatura por contacto con el agua caliente, haría justo lo contrario. Haría que el agua se enfriaría de forma mucho más fácil por enfriarse el tanque.

Por este motivo, el tanque está recubierto de una capa de poliuretano. El poliuretano se ha demostrado que es un buen aislante térmico al igual que pasa con los frigorífico.

Válvula de seguridad

Como hemos hablado anteriormente en caso de fallo del termostato, puede provocar que no deje nunca de calentar el agua. El agua caliente ocupa más volumen que la fría, por eso crea una sobrepresión dentro del termo eléctrico. Para evitar esta presión y evitar rotura o explosiones, en la entrada de agua fría. La misión de esta válvula es abrirse en caso de que la presión pase de la que tiene tarada evitando así que pueda explotar el propio termo.

Placa de control

En los antiguos termos eléctricos, estas placas eran inexistentes o de poca importancia. Con el paso de los años, las placas han ido teniendo mayor importancia llegando a dotas a los termos eléctricos de una pequeña inteligencia que le permite tener decisión propia sobre cuando accionarse o dotarlo de conectividad para que el usuario pueda controlarlo desde su móvil.

Cómo funcionan los termos eléctricos

El funcionamiento de un termo eléctrico es muy simple, pero no por ello tiene menos importancia.

El agua accede por la entrada de agua fría, al entrar se rompe la presión con un difusor para que el agua se quede en la parte baja.

El termostato es el encargado de decidir si activar o no la resistencia para que caliente el agua y que cuando el usuario abra el grifo de agua caliente, salta a la temperatura correcta.

Capacidades

Los termos eléctricos, se caracterizan por tener una capacidad en litros dependiendo de las personas o el uso que vayamos a darle. Vamos a ver los más comunes que hay, pero además de estas capacidades, cada fabricante saca su propia gama.

30 Litros

Son los más pequeños y son normalmente utilizados para dar agua caliente a grifos o zonas individuales.

50 Litros

Son recomendados para hogares donde sólo una persona va a hacer uso de agua caliente.

80 Litros

Los termos de 80l son para hogares con 2 personas y se puede decir que junto con el de 100l son las capacidades más instaladas.

100 Litros

Un termo eléctrico de 100l está pensado para una vivienda con 3 ó 4 personas.

150 Litros

Ya entramos en altas capacidades. 150l es para una instalación con 5 personas y requiere un gran espacio.

200 Litros

Hablamos ya no solo de alta capacidad, sino también de alto consumo y espacio. Hay que estudiar muy bien si realmente necesitamos tanto volumen de agua caliente, ya que está pensado para 3 personas.